Blog

Un sofá blanco ¿si o no? ¿Ventajas e inconvenientes?

 

El sofá es uno de los máximos protagonistas dentro de una sala de estar, y su elección debe ser algo que se tome realmente en serio: hoy en día el color blanco es el que más resuena al momento de observar las revistas o las plataformas de decoración de interiores, pero ninguno de nosotros puede negar que este tipo de sofás pueden acarrear consigo una mala fama en virtud de ese tono tan claro que a muchos nos asusta.
¿Un sofá blanco es una buena elección? ¿Qué tipo de ventajas puede ofrecerme? ¿Existen puntos negativos a tener en cuenta? Estaremos respondiendo a estas cuestiones y muchas más en el artículo de hoy, ¡a tomar nota!

Las ventajas de un sofá blanco

Los tonos claros son reconocidos por aportar no solo luminosidad a los ambientes sino un toque de frescura y de mucha energía a los rincones del hogar. Si estás pensando en adquirir un sofá blanco para tu sala de estar, entonces puede que tener en cuenta los siguientes beneficios te ayude a tomar la decisión final:

  • Le aportará luminosidad a tu ambiente. Si tuviéramos que destacar una ventaja entre las tantas que un sofá blanco tiene para ofrecer sin duda sería esta: la luminosidad que aportan las superficies claras a un ambiente, sobre todo a una sala de estar, no tiene comparación. Estos muebles reflejan la luz en lugar de absorberla como en el caso de los tonos oscuros, y si los combinamos con elementos de madera obtendremos una combinación exquisita de tonos y estética.
  • Combinan con todo. Otro de los beneficios de elegir un sofá blanco tiene que ver con su versatilidad y flexibilidad, y lo sencillo que es combinarlos con todo tipo de decoración y estilos. Se adaptan a todos los espacios con facilidad y no te darán problemas al momento de decorar tu sala de estar con las cosas que más te gusten.
  • La posibilidad de cambiar. El sofá blanco como bien dijimos antes combina bien con todo, por lo que podrás jugar con el color de tus paredes e ir remodelando tantas veces como se te dé la gana. Te recomendamos siempre elegir modelos desenfundadles en el caso de los sofás blancos, para poder higienizarlos siempre que corresponda y evitar así lucir una superficie sucia y con mal aspecto.

Las desventajas que nos aporta

Si tuviéramos que mencionar una desventaja de este tipo de muebles, definitivamente nos centraríamos en que son elementos que se ensucian muy fácilmente y que hay que tratar con cuidado, especialmente si nos toca convivir con niños o con jóvenes en el hogar o si somos muchas las personas que residimos bajo un mismo techo. De todas maneras, existen paliativos para esta cuestión y siempre se puede escoger una buena funda que proteja nuestro sofá de la suciedad o del deterioro normal que aqueja a todos los muebles con el paso del tiempo.

Volver al listado