Blog

Cómo elegir el mejor colchón para los niños

Cuando hablamos de adquirir colchones destinados al descanso de nuestros niños, es muy importante tener en cuenta que existen algunos factores o criterios que pueden ayudarnos a seleccionar un producto que abogue no solo por la comodidad de los pequeños sino también que se adapte a sus necesidades y requerimientos.
Elegir un colchón inadecuado no solo puede afectar la calidad de sueño del niño, sino que existen otro tipo de riesgos como la posibilidad de sufrir alergias en virtud de los materiales de fabricación, calor excesivo o incluso problemas en la columna como consecuencia de un soporte que no es el correcto a la hora de dormir. En el artículo de hoy te contamos cuales son los factores determinantes que se deben contemplar al elegir colchón para los más pequeños.

Escogiendo el colchón adecuado

El mejor colchón para los más pequeños no es aquel que resulta atractivo y simpático a la vista, sino aquel que puede ofrecerle al niño el mejor descanso y un soporte firme y saludable para sus horas de sueño.

Algunos criterios que podemos tener en cuenta si queremos hacer una selección eficiente:

La edad del pequeño

Como se imaginarán, no es lo mismo adquirir un colchón para un bebé de pocos meses que hacerlo para un niño de 10 años. Este es el primer factor determinante a la hora de comprar una superficie de descanso, ya que existe uno adecuado para cada edad e la vida.
En el caso de los bebés, siempre se debe preferir un colchón que tenga una firmeza uniforme y que además aminore los riesgos de accidentes, teniendo en cuenta que el cuerpo de un bebé es muy frágil.

Para pequeños de entre 3 y 12 años, se debe poner como prioridad la comodidad y la flexibilidad que les permita moverse libremente y hacer cambios de posición; además, deberá ser hipoalergenico para evitar irritabilidad en la piel y poseer una tela con control térmico para evitar que las altas o bajas temperaturas le afecten el sueño.

Firmeza en el colchón

Según los expertos, el mejor colchón es aquel que es capaz de mantener la curvatura natural de la columna vertebral tanto estando boca arriba como de costado.
En el caso de los niños, esto también es prioritario, ya que garantizará no solo la protección de su columna y de su sistema óseo, sino también un descanso placentero y reparador.

La superficie perfecta no será ni tan dura ni tan blanda, poseerá un equilibrio perfecto que permitirá al esqueleto del pequeño adecuarse bien al colchón al momento de dormir.

Los materiales

Tanto para bebes como para niños más grandes, lo mejor es optar por colchones visco elásticos ya que son los más adecuados y los que mejor se adaptan a nuestra columna al descansar. De todas maneras, se debe evitar aquellos colchones que tengan más de 8 centímetros de espesor en la parte superficial ya que esto lo hará demasiado firme y no permitirá al niño descansar correctamente.

Volver al listado