Blog

¿Cómo elegir el mejor colchón para tu hijo?

La firmeza, el material, el tamaño, los tratamientos hipoalergénicos… Son muchos los factores que has de tener en cuenta a la hora de elegir el mejor colchón para tu hijo. Hoy te damos las claves para que puedas hacerlo sin equivocarte. Porque el descanso del peque de la casa lo merece.

Dormir es una de las actividades diarias más importantes. Lo es para los adultos, ya que un buen descanso nos ayuda a hacer frente a los retos de la vida cotidiana. Pero también es fundamental para los niños. Ellos encuentran en el sueño la manera de recargar sus pilas a todos los niveles.

Mediante un descanso reparador y de calidad los niños recuperan la energía. ¡Y ya lo creo que lo necesitan! Por el día no paran. Saltan, corren, juegan y parecen no cansarse nunca. El secreto, entre otras cosas, está en las horas que pasan durmiendo.

Por eso los niños tienen que dormir a pierna suelta. Si descansan de forma adecuada por la noche, al día siguiente estarán preparados para hacerle frente a los retos de su edad.

Aprenderán mucho mejor, estarán más activos, su humor y su conducta se verán beneficiadas, y podrán relacionarse con otros niños de una forma más distendida. Como ves, un sueño reparador es imprescindible para que tu hijo crezca sano y feliz.

Elegir el mejor colchón para la cuna

Desde que nacen hasta los 2 años aproximadamente los bebés suelen dormir en una cuna. En esta primera etapa de su vida, el sueño es fundamental. Pasan muchas horas durmiendo, por lo que es importantísimo optar por un buen colchón de cuna.

También te puede interesar:  El ataque de las estrellas Ninja

Es importante que este sea nuevo y de calidad (hay un sinfín de colchones de alta gama en el mercado),  así que no conviene heredar colchones ya usados. Estos, con el uso y el paso del tiempo, pierden firmeza y resistencia. Mejor invierte en un colchón de cuna que tu hijo pueda estrenar.

Fuente: Eve

Un buen colchón para bebés ha de ser cómodo pero también firme. Huye de los colchones blandos. Una buena firmeza es importante para prevenir en la medida de lo posible la muerte súbita del lactante.

Además, los materiales empleados en la fabricación del colchón han de ser lo más transpirables posible e hipoalergénicos. También han de llevar un tratamiento antiácaros.

También la ropa de cuna o cama es importante para conseguir un buen descanso. Elige sábanas que sean 100% algodón, suaves y resistentes.

El cambio de la cuna a la cama

En las diferentes etapas que se van sucediendo en el desarrollo de un niño, destaca el momento en el que pasan de la cuna a la cama. Este es uno de los hitos de su crecimiento. Un momento especial en el que el niño (y los padres) tiene una manifestación real de que se está haciendo mayor. Suele ocurrir entre los 18 meses y los 2 años de edad y, si se lleva con un poco de paciencia, sucede con normalidad, más allá de alguna noche difícil.

Este momento implica también el cambio de la cuna a la cama y la compra de un nuevo colchón más grande. Lo ideal es aprovechar el momento para adquirir uno de calidad, que le servirá hasta los 9 o 10 años aproximadamente.

Para elegir el mejor colchón infantil hemos de fijarnos en que sea cómodo, pero firme (la constitución y el peso del niño también inciden en este aspecto). También ha de proteger su espalda y no llevar materiales que puedan provocarle reacciones alérgicas.

Ten en cuenta que en esta etapa los niños duermen entre 9 y 12 horas diarias, por lo que el descanso ha de estar garantizado. Después, cuando tu hijo haya cumplido los 10 años aproximadamente, llegará el momento de volver a cambiar su colchón.

¿De muelles, de viscoelástica o de látex?

En este punto los padres solemos estar algo confusos. ¿Qué material es mejor? Pues todo depende de la calidad del mismo. En cada uno de los tres grupos existen diferentes calidades. Pero sí podemos dar unas pautas generales que te ayuden a decidirte por un material u otro.

Los colchones de muelles. Son los que proporcionan mayor firmeza y, además, los más transpirables. Por eso son los más aconsejables si tu hijo tiene alguna alergia. A mí personalmente son los que más me gustan para niños (y también para adultos), pero es una cuestión de gustos.

Los colchones viscoelásticos. Son resistentes y ofrecen una gran durabilidad, además de que resultan muy cómodos. Eso sí, es importante elegirlos con un grado alto de firmeza para que sean apropiados para los niños. También es importante que la densidad no sea demasiado alta, porque en ese caso serían mucho menos transpirables, lo cual es perjudicial para los niños.

Los colchones de látex. Este grupo de colchones queda prácticamente descartado cuando se trata de elegir el mejor colchón para tu hijo. Esto es porque no ofrece la firmeza necesaria que necesitan los más pequeños de la casa.

Con estas nociones básicas podrás elegir el mejor colchón para tu hijo. Un último consejo: busca un establecimiento de calidad y déjate asesorar por los expertos.

Fuente: decoracion2.com

Deja una respuesta

Login

Contraseña perdida?